martes, 24 de noviembre de 2009

Estrategia para trabajar y fomentar la lectura en la Biblioteca . El Árbol Lector.


La lectura por gusto se contagia con el ejemplo; leyendo en voz alta. Hay que leer en familia, en la escuela, en la biblioteca, en los lugares de trabajo, de reunión. Hay que leer con la gente que uno quiere y aprecia, en voz alta, por el puro placer de hacerlo.
“Si los padres leyeran a sus hijos quince minutos cada día, si los maestros leyeran a sus alumnos quince minutos cada día –no para estudiar, sino por el gusto, por divertirse-, si lográramos fundar muchos rincones y talleres de lectura para niños, para jóvenes y para adultos, en todo el país, si consiguiéramos aumentar drásticamente el número de lectores auténticos en México. Produciríamos la más importante Revolución Educativa, cultural y social de nuestra historia”. Felipe Garrido

El Programa Nacional de Lectura promueve el uso del árbol lector como estrategia para formar comunidades lectoras. Es una forma de motivar a los niños para leer durante todo el año. La actividad consiste en lo siguiente:
- Se elabora un árbol con el título “El árbol lector” y se coloca en un lugar visible dentro del salón o de la biblioteca.
- Cada niño elabora una manzana y le designa un número (que será la cantidad de libros propuestos a leer durante cada jornada literaria por eso se sugiere que sea más de 5).
- Se establece como actividad permanente un momento para compartir lecturas, es decir como un taller literario o bien en casa. (en el Programa de Educación Preescolar 2004, se establece que las actividades permanentes deben estar relacionadas, especialmente con las competencias de comunicación y las cognitivas)
- Por cada libro leído se marca con una estrella o con un palito en la manzana y asi llevar un registro de cuantos llevamos, cuantos nos faltan para llegar al própósito establecido en el número de la manzana de cada quién.

La estrategia del árbol lector, impacta favorablemente los resultados en las 4 jornadas literarias:
 Jornada literaria de otoño “Entre las hojas y senderos de los libros”, del 21 de septiembre al 20 de diciembre.
 Jornada literaria de invierno “Rompiendo el hielo con los libros”, del 21 de diciembre al 20 de marzo.
 Jornada literaria de primavera “Floreciendo con los libros”, del 21 de marzo al 20 de junio.
 Jornada literaria de Verano “Vacacionando con los libros”, 21 de junio al 20 de septiembre.


Es requisito indispensable contar con una buena estructura de préstamo para asegurar la circulación de los libros, y con ello, el fomento del gusto por la lectura y la formación de lectores autónomos. Se recomienda:

 Tener actualizado el inventario de cada biblioteca (de aula y escolar).
 Colocar un número de identificación a los libros que corresponda al número consecutivo en el inventario.
 Tener clasificados los libros por campo formativo para realizar mejor la relación de biblioteca con la jornada de trabajo.
 Valerse del apoyo del comité de la Biblioteca Escolar para el registro de los libros prestados y organización de acciones para el mantenimiento e incremento del material bibliográfico.
 Realizar el préstamo en periodos cortos (uno o dos días) para evitar pérdidas.

Bien sabido es que nadie da lo que no tiene, para ofrecer las lecturas de la biblioteca de aula ó escolar, es necesario que el personal docente y directivo, conozca los acervos, para lo cual se sugiere implementar en la escuela el árbol lector del docente, ésta acción permitirá distinguir categorías y géneros para identificar los libros que pudieran ser útiles para enriquecer situaciones didácticas. Se realiza de la misma forma y los docentes tienen propósitos mayores cada vez con la finalidad de conocer todo el material de la SEP.


Ojalá que esta estrategia de lectura les sea de gran utilidad y que me hagan saber las experiencias al llevara a cabo. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada